¿Sigues cautivado?

¿Sigues cautivado?

Durante los campamentos de La Industria 2018 tuvimos un lema: Cautivados; y un objetivo: ser cautivado por Dios. Y lo cierto es que durante los 17 días que estuvimos en el Monasterio, con un campamento y luego el otro, vimos y entendimos muchas facetas del término “cautivados”.

Hubo algunos que por primera vez sintieron la presencia de Dios, quizá en una reunión de alabanza por la mañana o en algún tiempo de oración por la noche… La cosa es que al percibirle, al recibir la revelación de la innegable existencia de Dios, quedamos cautivados. Ya nada puede volver a ser igual.

Hubo algunos que por segunda, tercera o enésima vez sintieron el abrazo de Dios, ese abrazo que te recuerda que eres de Él, que su amor es perfecto y lo llena todo, y que fuera de Él realmente eres prisionero. Ese abrazo al que escoges hacerte cautivo, cautivado por la mirada de perdón y esperanza del que lo da.

Otros, muchos, se lanzaron a entregarse por completo a Jesús. Costó, pero finalmente muchos escogieron atreverse a dárselo todo. No solo su salvación, el “ir al cielo”, sino darle también su vida: sus sueños, sus miedos, sus relaciones, su obediencia, su futuro. Cautivados por la imaginación de Dios, y su poder y fidelidad para cumplir sus promesas.

Pasan las semanas, los meses se acumulan, y al corazón cautivado hay que mantenerlo despierto.

¿Has sido cautivado por la presencia de Dios últimamente? Si no ¡búscale, llámale! Hazle hueco en tu dormitorio, en un paseo, suelta el móvil, canta alabanzas, tírate en la hierba y dale tiempo…

“Los que me buscan me encuentran” Proverbios 8:17

¿Te has dejado abrazar por Dios últimamente? Si estás lleno de confusión, temor, inseguridad, orgullo, vergüenza… déjame que te recomiende un abrazo con el Padre. Nunca es tarde para volverse a Él.

“Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros” Santiago 4:8

Déjanos un comentario:

Puedes comentar cómo estás manteniendo tu corazón cautivado por Dios para así animar a otros. ¿Qué has leído estos días en la Biblia? ¿Ha hecho algo Dios que te haya dejado sin aliento? ¡Cuéntanoslo!

————————————–

Muchos leéis nuestro blog para conocer nuestros motivos de oración, hoy te animamos a orar especialmente por los jóvenes que estuvieron en los campamentos:

  • que alimenten su amor por Dios leyendo la Biblia y pasando tiempo con Él
  • que cumplan las intenciones y promesas que le hicieron a Dios
  • que Dios los rodee de gente que les ayude a crecer en Dios

¡Gracias!

Deja un comentario

Menú de cierre