Explorar
Explorar

Explorar

Uno de mis recuerdos favoritos de la infancia es de “ir a explorar” con mis amigos de la iglesia. Recuerdo llegar con anticipación a un nuevo lugar de retiro, salir volando del coche y perdernos durante horas explorándolo todo: los laberintos de pasillos dentro de hoteles o conventos y los infinitos campos y jardines adyacentes. Al poco, ya nos sentíamos como en casa.

A veces me parece que intentamos avanzar por la vida sin pararnos a explorar dónde estamos, de dónde partimos o a dónde vamos. Unos copian los pasos de otros, otros siguen las instrucciones de unos. Algunos no avanzan, otros no paran, otros van marcha atrás cayendo sin poder frenar. Algunos nunca se sienten, en su propia piel, como en casa.

Cuando acabé la carrera dediqué unos meses a Dios, yendo a una escuela en Inglaterra parecida a La Industria. En ese tiempo conversé con Dios con tiempo y atención. Exploramos juntos mi vida, mi pasado, mis complicados recovecos, mi mochila y mis sueños. Dios me dio claridad sobre quién era yo y para qué me había creado. 

Y desde entonces, esa revelación recibida en ese tiempo dedicado a explorar se convirtió en mi mapa, en mi punto de destino, recordándome en momentos de decisiones o de confusión la dirección de mi vida.

En La Industria ADN queremos ayudarte a encontrarte con Dios y establecer el rumbo de tu vida. Deseamos explorar contigo tu mochila: tu historia, tus dones y talentos y ayudarte a discernir la dirección de tus próximas decisiones.

Si no te paras a explorar quizá acabes dando vueltas sin rumbo como un niño perdido en el bosque.

Salmos 46:10 “Estad quietos y sabed que Yo soy Dios”

Dios te invita a detener la veloz trayectoria de tu vida: Encuéntrate con Él. Establécete en Él. Explora tu propósito con Él.

Pincha aquí para descubrir el curso “La Industria ADN”.

Deja un comentario

Menú de cierre